Anuncios

Los serbios Dejan Stancu y Darko Lilic decidieron probar suerte en México, ya que vieron que no existía comida de Serbia ni de la región de los Balcanes, así que lo natural fue abrir su propio negocio con hamburguesas balcánicas. 

Crearon Balkan Grill, un lugar lleno de tradición, familia e historia. Las recetas de Balkan nos cuentan la vida de Darko en Serbia: honestidad para trabajar y sonreír al hacerlo.

Lo que sorprende cuando uno visita Balkan Grill es la maestría con que manejan la carne; su versión del chorizo va primero al horno y después a la parrilla de carbón.

La diferencia en su estilo está en el pan llamado lepinja, hecho en casa, cercano al birote tapatío. Es redondo y semicrujiente, muy casero. La carne está sazonada con especias de las tierras que dan al Mar Adriático y las papas se preparan y aderezan. Es como si un par de amigos serbios te invitaran a una comida en su balcón.

Otra opción de Balkan Grill son las hamburguesas que en realidad no son hamburguesas. Se trata de pljeskavica: platillo nacional de Serbia muy parecido a la burger estadounidense. Es elaborada con carne molida de res, carnero y cerdo con especias, servida dentro del pan lepinja, acompañado de lechuga y jitomate.

Los postres también son una variedad. El tradicional baklava, o el pay del día, te deja más que satisfecho. Otra delicia es el Medovnik, que es un pastel de galleta de miel. Con frío pide un café turco bien cargado o un vino caliente, sí, caliente.

El lugar es muy cómodo y la atención siempre es amable y cálida. No dejen de perderse la experiencia de viajar al otro lado del mundo sin salir del barrio Narvarte. 

Read more