Anuncios

Es temporada de frío. No dan ganas de salir de cama. Y cuando eso pasa, lo primero que se antoja es un café calientito. No hay nada más rico que una taza para calentar el alma.

 

Si eres vecino de la Del Valle o Narvarte y debes salir de casa por alguna necesidad, visita Justina Café, una cafetería que abrió sus puertas el 5 de julio de 2019 y que, a pesar de que ha pasado por momentos difíciles en plena pandemia, no se ha dejado caer y ha logrado sobrevivir, entre otras cosas, gracias a la respuesta de la comunidad. 

 

Alice y Pao, son dos grandes guerreras emprendedoras con mentes bastantes creativas. Nueva York y sus increíbles barrios como Brooklyn, Manhattan, Soho, Williamsburg, hicieron que se enamoraran del café. Fue ahí donde supieron que querían emprender un negocio lindo y acogedor, como una cafetería, donde el objetivo era que el cliente aprendiera a saborear su bebida, no solamente a beberla.

Además, el pan que ellas ofrecen corre a cargo de una vecina que hornea diariamente para Justina Café. En este sentido, Alice y Pao consideran muy importante tejer una red de consumo local para que los vecinos puedan crecer en conjunto. ¡Qué mejor que pan casero!

 

 

Pero el pan no es el único producto hecho por los vecinos que ofertan en la cafetería. También hay otros artículos que los clientes pueden encontrar y que tienen el sello de la producción comunitaria. 

 

¿Se antoja?

Para un cafecito en la tarde o la noche, hora en que pega más el frío, encuentras la cafetería en Calle Justina 115, Nativitas. 

 

 

Read more