Anuncios

 

Desde marzo de 2020 a febrero de 2021, los parques públicos de la Ciudad de México también se han visto afectados por la pandemia. Algunos en descuido, otros empleados como basureros y unos cuantos más utilizados por la delincuencia para cometer sus fechorías. 

Pero no todo es tan negativo. Existen aquellos que recibieron una manita de gato o bien se convirtieron en espacios de provecho para actividades musicales, culturales y de recreación.

En Polanco, el Parque América fue un sitio que pasó de ser un nicho de alarma por reportes vecinales sobre presencia de ladrones y drogadictos a un lugar que recibió atención para rehabilitarse en favor de la comunidad, así como para reducir la inseguridad.

Mientras tanto, en la alcaldía Benito Juárez, vecinos de colonias como Del Valle, Narvarte y Portales hicieron de la Glorieta SCOP un parque especial para pasear y entrenar a sus mascotas. Por su parte, entrenadores caninos, asociaciones de rescate y adopción canina han hallado en este pulmón urbano una oportunidad para concientizar acerca del trato a los animales.

Desafortunadamente hubo parques que fueron noticia debido a hechos relacionados con materia de seguridad, tal es el caso de la Alameda en el Centro Histórico, donde se denunció la presencia de extorsionadores, así como de ladrones dedicados al robo de transeúntes.

 

 

Regístrate a Código Postal y recibe nuestro newsletter con más historias e información especial sobre la Ciudad de México.

 

Read more