Anuncios

A partir de que inició la emergencia sanitaria en la Ciudad de México por la pandemia, cientos de perros han sido abandonados por sus propietarios. Desde casos crueles como dejarlos encerrados en inmuebles desalojados por concepto de mudanza, o amarrados en zonas alejadas de la ciudad, hasta deshacerse de ellos dejándolos en centros antirrábicos, los canes sin hogar han aumentado.

En contraste, varios de esos lomitos han tocado las fibras sensibles de algunos capitalinos, e incluso de residentes de otros países, para ser adoptados. Ya sea por sus historias de abandono o maltrato, su apariencia o conductas, los humanos hacen clic con el perro que desean integrar a su familia. Pero, ¿y el can?

 

 

Dogs for Love es una asociación de rescate y adopción canina que se desenvuelve en la capital. Con la precisión de que no es albergue y trabaja con un sistema de colaboración para pensiones u hogares temporales, el año 2020 registró un incremento en el número de adopciones.

El vínculo establecido entre perro y humano, previo a concretar la adopción, surge en cuanto el lomito conecta con el adoptante al momento de conocerse en la cita de valoración. En ocasiones, cuando aparentemente el individuo está dudoso por saber si en verdad está apto para tener una mascota en casa, el animal le ayuda a encontrar la respuesta eligiéndolo por su forma de ser; juegos, movimiento de cola, alegría desmedida, son algunas de las reacciones caninas para hacer notar que le simpatiza su posible adoptante.

Pero antes que eso, de manera conjunta con Centro Integral Veterinario Angelus para atención médica y resguardo, con Argos K9 Training para entrenamiento, con Animalia para promover la adopción canina y con Perritos House para concientización del buen trato a las mascotas, los lomitos con pasado de abandono y maltrato son rehabilitados para reintegrarse nuevamente a un hogar.

Son procesos que pueden llevar de semanas a meses, esto con el propósito de que los perros estén en óptimas condiciones sanitarias, físicas y conductuales para volver a confiar en los seres humanos. A lo largo de este periodo, Dogs for Love se sostiene de donativos, rifas y eventos para costear los gastos de cada lomito adoptable.

Con presencia en colonias como Del Valle, Narvarte, Roma y Condesa, Dogs for Love logró de marzo a diciembre del año pasado superar el número de 50 adopciones, un hecho relevante debido a que familias capitalinas experimentaron un cambio en sus comportamientos con el encierro, sin embargo, de forma positiva hubo hogares que ablandaron sus corazones para darle la bienvenida a un perrito.

Actualmente sigue con su labor de rehabilitar en su completa integridad a los canes abandonados para que encuentren un hogar, para que los lomitos también formen parte en la elección de su adoptante.

Read more