Anuncios

Ubicado sobre las calles de Nuevo León y Tamaulipas,  el edificio Plaza Condesa fue clausurado por autoridades de la alcaldía Cuauhtémoc. El procedimiento de suspender actividades se llevó a cabo al determinarse que el inmueble es de alto riesgo. Las afectaciones sufridas tras el sismo de 2017 son de consideraciones alarmantes.

Luego de efectuarse una inspección de las instalaciones, se colocaron sellos de suspensión. Ninguna actividad puede desarrollarse al interior del lugar por motivo de seguridad y por cumplimiento con la ley.

Previamente se había colocado una manta en advertencia sobre el alto riesgo de colapso, por lo que se conminó a no ocupar de ninguna manera el edificio debido a su inestabilidad.

La Organización ciudadana Hipódromo ha expresado su preocupación ante la posibilidad del derrumbe de El Plaza Condesa de un momento a otro. El peligro es inminente debido a la fragilidad de sus estructuras.

El Comisionado para la Reconstrucción de la Ciudad de México, César Cravioto, explicó que el edificio "se encontraba en litigio entre algunos dueños y una empresa que compró departamentos con la finalidad de construir un desarrollo inmobiliario. Y señaló que el inmueble no estaría en el ámbito de competencia para ser atendido por Comisión para la Reconstrucción”.

Con una capacidad máxima de 2,100 personas, el Plaza Condesa es un lugar emblemático de la zona con una antigüedad de 70 años; un 70% se encontraba habitado después del sismo del 19 de septiembre de 2017 y el 30% restantes lo habitan inquilinos que no quieren ceder a desalojar los edificios dañados.

El inmueble se construyó entre 1952 y 1973 impulsado por el diseño del ingeniero Francisco J. Serrano, quien lo dotó del estilo Art Decó a toda la colonia.

Read more