Anuncios

 

Desafortunadamente la labor de asociaciones, organizaciones y personas dedicadas al rescate de perros y gatos se ha visto empañada por la aparición de estafadores que lucran con esa actividad. Y es que hay gente que ya no sabe qué creer.

Lo hacen presumiéndose en redes sociales como presuntos rescatistas de animales en situación de calle, maltratados o heridos. Emplean imágenes de canes y mininos, así como de recetas, que extraen de distintos perfiles para después contar mediante una breve historia lacrimógena que necesitan ayuda económica para sus cuidados.

En el grupo Roma-Condesa de Código Postal en Facebook se detectó, gracias a la alerta de un miembro veterinario, cómo opera una de estas personas estafadoras. En este caso, una falla en su modus operandi consistía en pedir donativos sin especificar detalles como número telefónico y ubicación, datos que siempre proporciona un rescatista para brindar seguridad a los interesados.

Además, lo intentó con distintos animales y diferentes historias en lapsos menores a dos semanas, únicamente con la información de un número de cuenta bancario. Por ejemplo, luego de un supuesto rescate de un perro refirió que organizaba una rifa para costear los gastos médicos del animal, pero sin indicar qué rifaba y cuándo sería el sorteo, elementos que también brinda una asociación seria.

 

Read more