Anuncios

Se preveía que el confinamiento podría incrementar los niveles de violencia intrafamiliar y las cifras ahora lo confirman. Las agresiones dentro de los hogares y la violencia sexual crecieron en la Ciudad de México durante 2020, en contraste con la disminución del 32.8% de los delitos de alto impacto reportada por el gobierno capitalino. 

En México desafortunadamente tenemos que 3 de cada 10 mujeres han sido víctimas de violencia física dentro del hogar. Esta cruel realidad ha provocado que varias organizaciones que luchan por los derechos de las mujeres, consideren que la cuarentena es un detonante mayor que intensifica los ataques contra ellas. 

Pese a la suspensión de actividades en centros de trabajo y escuelas durante nueve de los 12 meses del año, las denuncias por acoso sexual tuvieron un aumento del 12.6%, registrando un total de 1,065 casos en 2020, 119 más que en 2019.

Mientras que, las denuncias por violencia familiar se incrementaron un 7.7%, al registrarse 27,767 carpetas de investigación durante el 2020, 1,992 más casos en comparación con el año anterior.

Mayo fue el mes con menos casos de violencia familiar con 1,550 denuncias, para aumentar mes con mes hasta octubre cuando se alcanzaron 2,777 carpetas de investigación y cerrar en diciembre con 2,489.

Para Alessandra Rojo de la Vega, diputada del Congreso capitalino, el confinamiento desde el inicio de la emergencia sanitaria por Covid-19 a partir del 31 de marzo del 2020 no provocó el aumento en la violencia familiar y sexual, sólo lo hizo más visible.

“Se lo estamos adjudicando a la pandemia, pero la pandemia sólo puso sobre la mesa una terrible situación que ya venía a la alza. Es en casa, lamentablemente, el primer núcleo donde somos violentadas, donde inician estos actos en nuestra contra”, indicó la integrante de la Comisión de Igualdad de Género.

Rojo de la Vega destaca que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 58% de los 87,000 homicidios de mujeres en el mundo ocurridos en 2019 fueron cometidos en el ámbito familiar.

“Es lamentable, triste y una situación de alerta porque si no estamos seguras ni siquiera en nuestras propias casas mucho menos en la comunidad, en el transporte, en la escuela, en el trabajo”, comentó la legisladora.

Read more