Anuncios

La pandemia ha desbordado las llamadas telefónicas de extorsión en el país, al llegar de enero de 2020 a febrero 2021 a 34 mil 410 reportados dados a conocer por el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México que ha registrado 172 mil números telefónicos. 

En este período, se registraron 34 mil 410 reportes por extorsión; 26 mil 149 fueron por fraude. Y se registraron 172 mil números telefónicos utilizados para este delito; 42.4% fue en tarjetas de débito o crédito y 34.1% por un producto no entregado.

Por su parte, las estadísticas del Centro de Integración Ciudadana señalan que del primero de enero al 23 de febrero de 2021, el crimen organizado generó en extorsiones telefónicas 9 millones 143 mil 351 pesos a través de 32 mil 714 números telefónicos..

Las cifras más oportunas de la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) indican que, hasta el cierre del tercer trimestre del año pasado, se presentaron 15 mil 823 quejas por consumos no reconocidos en tarjetas bancarias.

En ese mismo periodo, revelan las estadísticas de este organismo, se tuvieron 6 mil 390 quejas por transferencias electrónicas no reconocidas y 5 mil 551 por disposición en efectivo con la misma causa.

Los fraudes por medio de llamadas o mensajes consisten en que una persona, supuestamente de una institución bancaria, llama para hacer válida una transacción (que el cliente no hizo) y logran obtener los datos confidenciales de las personas. Los defraudadores, al tener las claves, vacían las cuentas.

Cuando el confinamiento estuvo en su punto más extremo, clientes de los bancos, sobre todo personas de la tercera edad, recibieron llamadas y les fueron robados sus recursos. La suplantación fue a nombre de bancos como Santander, Scotiabank o Citibanamex.

En los temas de correos, los usuarios reciben un correo con las imágenes de las instituciones bancarias en las que solicitan la actualización de los datos personales y roban la información.

 

 

 

Read more