Anuncios

 

Año tras año el 14 de febrero en la Ciudad de México no es precisamente puro romanticismo de rolas con letras bonitas y cursilería para celebrar al amor. Habitantes de la capital aprovechan la ocasión para demostrarse a través del deseo y el contacto corporal lo que sienten uno por el otro.

Son los hoteles los templos del placer que eligen las parejas para olvidarse de todo y dejar que las pasiones fluyan libremente. Desde elegir al que está más lejos de casa o la oficina hasta buscar uno con habitaciones que cuenten con juegos eróticos, los capitalinos hacen del Día del Amor y la Amistad una fecha de sano desfogue.

 

 

Pero en este 2021 los amantes enamorados deberán cambiar de planes, o en el peor de los casos aguantarse las ganas de estar juntos. La emergencia sanitaria ha condicionado el servicio en hoteles, que de entrada tienen la obligación de permitir solamente 30% de su capacidad.

A lo anterior se suma que los huéspedes tendrán acceso al servicio de un cuarto siempre y cuando hayan reservado con anterioridad, salvo que encuentren un hotel con habitaciones libres en el marco del porcentaje permitido que estableció el gobierno de la Ciudad de México.

 

 

Mientras que para los amorosos será una verdadera prueba de amor resistir con tal de evitar contagiarse o contagiar el virus, los hoteles sufrirán pérdidas económicas considerables, porque el 14 de febrero representa uno de sus principales ingresos anuales. Por primera vez en muchos años, los templos del placer vivirán un atípico y cruel San Valentín.

 

Suscríbete a nuestro newsletter y recibe cada día en tu mail más historias de la Ciudad de México.

 

Read more