Anuncios

Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, cuenta con una gran fortuna que asciende a los 55,930 millones de dólares, según la última lista de la revista especializada en temas financieros Forbes.

Dicha revista lo colocó en el lugar número 16 de los magnates más millonarios del planeta. Del año 2010 a 2013 superó al fundador de Microsoft, Bill Gates.

Slim desde muy chico recibió una educación financiera impecable por parte de su padre, un hombre de origen libanés que migró a México en 1902. Le enseñó siempre a cargar consigo una libreta en la que anotaba todas sus operaciones económicas, así es como llevaba un control exacto de los ingresos y egresos.

Diego Enrique Osorno, periodista mexicano, hizo una biografía del magnate. Investigó a profundidad a Slim por varios años, además hizo más de 100 entrevistas con personas muy cercanas a él, para un retrato más transparente de su vida. 

En el libro, Osorno relata que el empresario pasó gran parte de su infancia en la colonia Condesa, específicamente en la casa marcada con el número 51, de la calle México. Cursó sus estudios de kínder y primaria en la escuela G.B. de Annes, que se encontraba ubicada a tan solo dos calles de su hogar.

Después, cuando Slim tenía solo siete años de edad, se mudó al barrio de Polanco, uno de los más exclusivos de la Ciudad de México. Allí vivió en la calle Calderón de la Barca, curiosamente también en un inmueble con el número 51, como su antigua casa en la Condesa.

El magnate también le guarda aprecio a la Roma, colonia vecina de la Condesa donde tuvo amigos e iba a jugar. Antes de urbanizarse por completo, el tramo que comprende la conexión entre ambas era fácil de transitar y podían recorrerse a pie sin mayores complicaciones. Durante las décadas de los 40 y 50, los chicos de Roma y Condesa se reunían para jugar futbol y futbol americano, deportes que son del gusto de Slim.

Por tal motivo, como forma de manifestar el aprecio que tiene hacia los lugares de su niñez, el empresario invirtió para crear el Museo Soumaya Casa Guillermo Tovar de Teresa, ubicado en Valladolid 52, Roma Norte. Lo hizo con el objetivo de preservar el legado de uno de sus antiguos amigos, el historiador Guillermo Tovar de Teresa, antiguo cronista de la ciudad y último propietario del inmueble.

La pinacoteca de Tovar está conformada por obras que datan entre el siglo XVI Y XIX, todas de artistas novohispanos, mexicanos, o extranjeros que manifestaron respeto y admiración por nuestro país en sus piezas. Dentro de ellos, podemos nombrar a Baltazar de Echave y Rioja, José María Estrada, Miguel Cabrera, Simón de Pereyns y Édouard Pingret. 

Read more