Anuncios

¿Te ha pasado que vas caminando por tu casa y cualquier pelusita, basura o mancha que veas haces lo posible por desaparecerla queriéndolo tener todo perfecto? Bueno, pues esto tiene una explicación, hoy te explicaremos qué son los tocs y cómo se tratan.

Los tocs se presentan por frecuencia en las personas, hay quienes no soportan ver el desorden o quienes simplemente tienen que acomodar su ropa por colores ya que de lo contrario se sienten molestos e incluso abrumados.

¿Qué son los TOCS?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), es una de las cinco enfermedades psiquiátricas más frecuentes y está considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las 20 enfermedades más discapacitantes. Es un trastorno de ansiedad caracterizado por pensamientos obsesivos, es decir, ideas fijas, recurrentes y persistentes que causan inquietud, temor, ansiedad o aprensión. 

Estas ideas obsesivas además se expresan de múltiples maneras y se viven con sentimientos contrarios a ellas, pudiendo ocasionar conductas compulsivas con el fin de calmar la ansiedad que generan y que transforman en rituales o reacciones exgaeradas de resistencia a las propias ideas obsesivas. 

Es importante tener en cuenta que una obsesión no necesario se convertirá en un trastorno. Lo será cuando esos pensamientos y acciones repetitivas interfieran en la vida de las personas.

Causas

No se conocen bien las causas del TOC, aunque se han identificado diferentes factores que pueden intervenir en el desarrollo de esta enfermedad psiquiátrica.

  • Biología. Puede resultar de cambios en la química natural del cuerpo o en las funciones cerebrales
  • Genética. Puede tener un componente genético, pero aún no se han identificado genes específicos.
  • Aprendizaje. Los miedos obsesivos y los comportamientos compulsivos se pueden aprender al observar a los familiares o de forma gradual a lo largo del tiempo.

¿Cómo tratarla?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo puede ser controlado de manera eficaz en el 75% de los casos con un tratamiento adecuado que generalmente contempla el uso de psicofármacos y de psicoterapia. Si bien en casos muy graves puede ser necesario recurrir a otras técnicas, como es la neurocirugía.

  • Tratamiento farmacológico. Se basa en la utilización de antidepresivos ya sean los clásicos tricíclcos o los más modernos inhibidores de la recaptación de la serotonina. Estos últimos tienen una eficacia de mejora en el 40 al 60% de los pacientes y con unos efectos secundarios que son por lo general asumibles.
  • Tratamiento de psicoterapia. La terapia cognitivo conductual, un tipo de psicoterapia, es eficaz para muchas personas con TOC. La exposición y prevención de la respuesta, un elemento de la terapia cognitivo conductual, implica exponerte de manera progresiva a un objeto temido o a una obsesión, como la suciedad, y enseñarte formas de resistir el impulso de hacer tus rituales compulsivos.

 

 

Read more