Anuncios

Como viajero debes poner en relevancia ciertos puntos importantes a tomar en cuenta antes de viajar a la Ciudad de México, una ciudad tan grande que se necesita de mucho tiempo para recorrerla. Cada rincón tiene su propia magia, con una cultura y tradición inigualable, pero también sus problemas y conflictos.

Ahora que el semáforo epidemiológico se perfila al amarillo, gente de otros estados contemplan a la Ciudad de México como uno de los destinos por visitar. ¿Tienes amigos o familiares que quieran venir a visitarte en las próximas semanas?  Bien, antes que nada dile que no puede olvidar traer gafas de sol, abrigo y sombrilla, ya que se tienen todos los climas en un solo día. 

¿Quieres ayudarle a hacer una mejor planificación de su viaje y no olvidarte de ningún detalle importante? En Código Postal te diremos algunos aspectos a considerar para que tu visita ni diga que no se le avisó.

1. Visitar el Centro Histórico, un volado

Callejea a tu antojo desde la Alameda hasta el Zócalo. Para terminar el día con actitud, tómense algo en una de las terrazas. Lo más conveniente es no cargar artículos muy llamativos porque se ha convertido en zona propicia para robo de celulares, carteras y bolsas.

2. Comer en la calle

Adviértele que más le vale tener estómago de acero para que no sufra alguna urgencia gastrointestinal si experimenta una dieta de tacos, tortas, tamales, garnachas y lo que encuentre en cada esquina. También avísale en que la ciudad se le pone picante a todo, o casi todo.

3. Seguridad

Con la pandemia se dispararon los robos y asaltos en la vía pública. Ya no importa la hora, porque pueden ocurrir a plena luz del día. Triste pero cierto, dile que debe abrir bien los ojos, no hacer alarde del dinero y saber mantener las distancias cuando sea necesario. De preferencia que no ande solo en la calle. 

4. Arte y cultura con brazos abiertos

Museos, librerías,  galerías, teatros y cines mueren de ganas por recibir al público. Fueron y son espacios de los más castigados con la pandemia, por lo tanto están contentos por tener gente en su interior. Coméntale que en estos lugares será bienvenido.

5. Mucha serenidad por si tiembla.

La ciudad no tiene palabra de honor con los temblores. Pueden registrarse de un momento a otro en cualquier horario y en cualquier lugar. Si los propios chilangos no están acostumbrado a ellos, ¡imagínate alguien de otra entidad! Platícale de lo feo que se mueve el piso para que luego no te reclame que no le dijiste.

 

Read more