Anuncios

Desde 2010 están prohibidos por la Ley de Publicidad Exterior, sin embargo siguen utilizándose en la Ciudad de México. Se trata de los anuncios publicitarios conocidos como envolventes, es decir, aquellas lonas o mantas instaladas en una parte o la totalidad de un edificio público o privado que promueven un producto o servicio. La razón de su prohibición se debe a cuestiones de protección civil.

En el edificio Canadá, ubicado en Insurgentes 300, colonia Condesa, actualmente se colocó una publicidad envolvente para promocionar la serie Selena, de Netflix, y suele ser recurrente para anunciar contenidos de plataformas de streaming.

Cabe recordar que el artículo 13, fracción VI de la Ley de Publicidad Exterior indica que "quedan prohibidos los anuncios de propaganda comercial e institucional (…) integrados en lonas, mantas, telones, lienzos, y en general, en cualquier otro material similar, sujetos, adheridos o colgados en los inmuebles públicos o privados, sea en sus fachadas, colindancias, azoteas o en cualquier otro remate o parte de la edificación". 

Para el presidente de la Fundación para la Recuperación y Rescate del Paisaje Urbano (FRRPU), Jorge Negrete, durante la segunda mitad del gobierno 2012-2018 se logró avanzar en el retiro de envolventes en edificios, por lo que la aparición de estos de 2019 a la fecha representa un retroceso en el sector, que es de los menos controlables para el gobierno capitalino.

Negrete Vázquez, quien formó parte del Consejo de Publicidad Exterior del entonces Distrito Federal, considera que la labor de la Seduvi y del Instituto de Verificación Administrativa (Invea) se ha quedado corta y han sido permisibles, al grado de que de nuevo brotan los anuncios envolventes, prohibidos por la ley en la materia, publicada por primera vez en agosto de 2010.

“Este tipo de publicidad dificulta enormemente el acceso de los equipos de emergencia a las instalaciones. Si hay un incendio, los bomberos tienen más dificultades para ingresar y mitigar el fuego, si hay un derrumbe es una capa más que tendrían que retirar los rescatistas, es decir, influyen de manera negativa en el índice de protección civil”, remarca.

Este tipo de publicidad no solamente se aprecia en la Condesa. Otra de las zonas con presencia de lonas envolventes es Polanco, que hoy día vive una reactivación económica positiva, lo que atrae a marcas para anunciar sus productos o servicios con mantas prohibidas.

Read more