Anuncios

Un niño de 7 años resultó con fractura después de que se le atoró una mano en las escaleras eléctricas en la estación Polanco de la Línea 7 del Sistema de Transporte Colectivo Metro

Personal del Metro del área de Seguridad Industrial e Higiene atendió la emergencia. Hubo una gran movilización porque se creyó un incidente más grave, pero por fortuna no pasó a mayores. Se sacó la mano del menor de edad y posteriormente se procedipo a trasladarlo en ambulancia a un hospital para que fuera atendido.

Las informaciones detallaron que el niño quiso levantar una bebida que se le cayó en las escaleras eléctricas y al hacerlo fue atrapado de inmediato por la instalación.

El incidente no causó ningún inconveniente en el servicio del transporte público, por lo que el funcionamiento del metro continuó de manera normal, sin interrupciones.

Tras lo ocurrido, el Sistema de Transporte Colectivo Metro solicitó de forma atenta a padres de familia que presten atención en todo momento a sus hijos con el fin de evitar accidentes y situaciones que pongan en riesgo su integridad.

Read more