Anuncios

“En la memoria de algunos de los vecinos de edad en el barrio de San Antonio, existe aún la imagen del atrio del templo lleno de margaritas, y muchas otras flores que además de embellecer el espacio brindaban al mismo tiempo un agradable aroma perfumando el entorno…” son algunos de los recuerdos que recabó Raúl Alvarado García en su libro CELAYA, SUS BARRIOS: LA HISTORIA CONTEMPORÁNEA.

Aquellos tiempos llenos de festividades, colorido y fervor en uno de los lugares más tradicionales del municipio, parecen tan lejanos como las fotografías en blanco y negro dentro de sus páginas. La ciudad ha cambiado mucho. Las calles se descuidaron y mucha gente se fue para no volver. 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cómo es jugar futbol en un estado desgarrado por el narcotráfico?

Es imperioso recuperar los espacios públicos. Y uno de las últimas formas que se encontró para esto fue a través del programa social “Trabajemos Juntos”. El cual tenía la finalidad de emplear a personas que se quedaron sin trabajo por la pandemia de coronavirus, pero que también terminó por revivir un sentimiento de comunidad en esta icónica zona de Celaya. 

Con el impulso adicional de estos apoyos gubernamentales, cerca de 30 vecinos del Barrio de San Antonio han trabajado en la limpieza de sus calles y áreas comunes. Tras mucho tiempo de abandono, le urgía una “manita de gato” a diferentes puntos de la colonia. 

Son muchos los problemas que tiene el barrio. Entre ellos la exigencia de Mayra Barrientos, presidenta de colonos, para que las autoridades remodelen el pequeño parque ubicado en la calle de Gaspar de Almanza junto a la antigua estación del tren, de acuerdo a información de Expresatv. 

Y aunque estos trabajos de limpieza y mantenimiento luzcan como algo muy pequeño, son las acciones colectivas las que realmente generan cambios en la dinámica social. 

No se debe permitir que la apatía en estos momentos tan críticos de la ciudad, acaben con un emblemático barrio que se caracterizó por la fiesta patronal del 13 de junio, la fiesta de las luminarias con el encendido de “hachones”, el recuerdo histórico del paso de Don Miguel Hidalgo en su estadía en Celaya, y la venta de cajetas o cascarones de carnaval.

¿DE QUÉ TRATA EL PROGRAMA TRABAJEMOS JUNTOS?

Fue lanzado por la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (SEDESHU) desde el año pasado para todos los municipios del estado. Ante su éxito, se decidió replicar en este 2021 la convocatoria para que grupos de personas realicen acciones que beneficien a su comunidad o colonia y obtengan por ello un ingreso para satisfacer sus necesidades básicas. 
 

  • Es enfocado a personas que perdieron su trabajo o dejaron de ingresar dinero por la pandemia
  • Es para mayores de edad, con carencias sociales y que estén por debajo de la línea del bienestar
  • Apoyos de 124 pesos por jornales, hasta un máximo de 8 mil 520 pesos, es decir 60 jornales, por sus acciones durante 2 meses
  • El presupuesto para el ejercicio de este año es de 35 millones de pesos, que busca apoyar cerca de 4 mil personas

Por ahora los resultados parecen ser favorables. En especial ante la angustia que provoca quedarte sin sustento, en tiempos en los que conseguir chamba es complicadísimo. Y así lo reconocen los encargados de aplicarlo.

“Este programa ayudó muchísimo. Por ejemplo, algunos taxistas dijeron que con la movilidad parada no recibían ingresos, se les apoyó con empleo temporal; al sector turístico, ahí trabajamos con la Secretaría de Turismo para apoyar a hoteleros y restauranteros, etc., a toda la gente que se vio afectada por la pandemia y creo ese fue un gran logro, un gran acierto", señaló Aldo Márquez, Subsecretario de Operación de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano (SEDESHU) en entrevista para La Silla Rota.

TE PUEDE INTERESAR: Conoce el nuevo espacio deportivo de Celaya que beneficiará a miles de personas

Faltará tiempo para medir el alcance y el verdadero éxito o fracaso de “Trabajemos Juntos”. Sin un seguimiento cualquier apoyo puede ser estéril en sus objetivos. Y lo que funciona para una zona, para otra puede que no. 

Además de que también puede ser cuestionado que el gobierno delegue actividades que en el papel le corresponderían. Esto no debería sustituir al personal que realiza servicios municipales y sólo tiene que ser una medida paralela. 

Por ahora, en el Barrio de San Antonio, las cosas marchan bien. Ojalá se mantenga y se pueda replicar en otra de las colonias de Celaya.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER PARA MÁS HISTORIAS DE TU LOCALIDAD

Read more