Anuncios

Hace un año todo era silencio y soledad. Prácticamente no había ninguna pareja de enamorados en el Jardín de la Unión. Por primera vez en la historia se canceló el tradicional Día de las Flores en Guanajuato capital. Este 2021, la historia fue diferente. 

Tras los críticos meses de pandemia en enero y febrero, este momento de tregua se busca aprovechar para la reactivación económica. Y el inicio de la Semana Santa, no puede imaginarse sin las costumbres propias de esta festividad el jueves previo al Viernes de Dolores. 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Qué sabemos de la variante británica de Covid-19 detectada en Guanajuato?

Con el aval del Semáforo Estatal en Amarillo, el gobierno municipal decidió que este año sí habría vendimia y algunas concesiones para el Día de las Flores. Aunque claro, con ciertas medidas preventivas, adicionales al uso de cubrebocas y gel antibacterial.

  • Fiscalización autorizó la instalación de 150 comerciantes entre floristas, artesanos y algunos puestos de comida.
  • Se eligieron tres diferentes puntos de la zona del Centro Histórico para evitar aglomeraciones. 
  • Los puestos instalados deberán tener una separación de distancia de dos metros. 
  • Un escuadrón AntiCovid, integrado por policías municipales, elementos de Protección Civil y personal de Fiscalización.

En el papel todo sonaba relativamente bien, sin embargo, la realidad fue otra. Lo que comenzó con una mañana ordenada y con poca gente, terminó en calles abarrotadas de turistas y habitantes siendo parte de la verbena. 

EL DESCONTROL FUE EVIDENTE

Al día siguiente, el gobierno municipal de Guanajuato, a través de su página de Facebook, compartió el viernes imágenes de los andadores peatonales totalmente solos y con el siguiente mensaje:

“Por primera vez en muchos años el Jardín de la Unión luce vacío en esta fecha tan especial, aunque el entusiasmo por nuestras tradiciones sigue más vivo que nunca”.

Lo que a todas luces no coincidía con lo que se captó una noche antes y lo que vendría para todo el Viernes de Dolores. En los más de 100 comentarios y 80 compartidas, a la publicación, la mayoría era para señalar que eso no fue lo que pasó y que dichas fotografías fueron captadas muy temprano cuando todavía no hay movimiento. 

LLEGÓ EL REGAÑO

El descontrol fue tal en esta festividad, que desde lo alto de las autoridades estatales tuvo que venir un llamado de atención, por los tumultos que aumentan la probabilidad de contagios y que esta dinámica de relajación y desmesura en el regreso a las actividades de esparcimiento, tienen graves consecuencias.

“Guanajuato capital es un municipio muy visitado que pudimos ver algunas imágenes ayer de la aglomeración que tuvo esta ciudad y que esto desde luego va a representar un riesgo y un incremento de casos como ya lo hemos vivido en otros momentos, de repente parece que no hay lecciones aprendidas”, declaró Daniel Díaz Martínez, Secretario de Salud. 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles son los municipios de Guanajuato con menor cobertura de vacunación?

LOS BENEFICIOS FUERON ECONÓMICOS

Sin embargo, también hay voltear a ver el otro lado de la moneda. Una ciudad como la capital, tan acostumbrada a la llegada de turistas y de jóvenes, ha paralizado su economía ante las restricciones de muchas actividades. Por lo que el Día de las Flores es un respiro para muchos micro, pequeños y medianos empresarios. 

Tal fue el caso de los bares y cantinas, que aprovecharon el arribo de visitantes y pudieron abrir hasta las 2:30 de la madrugada para volver a tener importantes ingresos, como hace mucho no tenían. 

Incluso, el presidente de la Unión de Bares y Cantinas de la capital, Enrique Nieto Acevedo, aseguró tener un repunte de un 20% aproximadamente en sus ventas con respecto al año de 2019, de acuerdo a información de Periódico Correo. 

Mientras los productores y vendedores de flores, señalaron que aunque no es la misma gente que en otros años, les ayudó mucho a su situación económica. 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER PARA MÁS HISTORIAS DE TU LOCALIDAD

Sin embargo, el Día de las Flores debería servir como parámetro para las dos semanas del periodo vacacional, en el que se tienen que limitar los aforos de los establecimientos cerrados, y buscar dispersar a los visitantes en las calles y plazuelas de la ciudad.

De lo contrario, una tercera ola puede estar surgiendo en Guanajuato.

 

Read more