Anuncios

Guanajuato.- Terminó el primer mes del año y la industria automotriz ya ha comenzado a resolver todo lo que dejó el 2020. A su vez, nuevos retos han aparecido en el camino que aún inicia.

Enero dejó un nuevo presidente en Estados Unidos y una ligera certeza de que se puede avanzar a pesar del coronavirus.

 

Recuperación Los estados del norte y del centro

Gracias al trabajo que han realizado a lo largo de los años para atraer inversión y generar oportunidades, se proyectan como aquellos que tienen las expectativas más positivas de recuperación económica. La recuperación de la Inversión extranjera directa (IED) resulta prioritaria para estos estados.

La entrada de Joe Biden a la presidencia también ha dado certeza en el plano económico y en el respaldos en los acuerdos con el T-MEC. Las oportunidades estarán en las áreas de logística y economía digital. Cosa que ya ha estado manejando la industria automotriz en general.

En el caso de Guanajuato, vale señalar que la industria automotriz ha sabido realizar sinergias importantes en este plano. Los avances tecnológicos en los procesos de las armadoras en la zona se suman a los planes de acreditación de asociaciones como el Clúster Guanajuato.

El apoyo del gobierno estatal ha sido de mucha importancia pues también se ha fomentado la inversión en tierra guanajuatense. Los planes de convertir a Celaya en un centro de distribución, las ferias tecnológicas que ahora se realizarán en Guanajuato, señalan una importante ruta que está tomando Guanajuato.

“Joe Biden quiere garantizar que la industria estadounidense gane el siglo XXI, y la industria mexicana ubicada en los estados del centro y norte del país también tendrá buena perspectiva. Querétaro, Guanajuato, Nuevo León, Chihuahua, Baja California, son los estados que han tenido vocación exportadora, son los más ligados al T-MEC”, indicó el asesor financiero, Erick Guerrero Rosas.

 

Por otro lado, caen ventas de autos en Guanajuato

Según cifras de la La Asociación de Distribuidores de Automotores del Estado de Guanajuato (AMDA), compartidas al INEGI, durante el 2020 las ventas de autos tuvieron una caída del 26%.

Es cierto que el coronavirus afectó la cadena de ventas, no obstante, según las mismas cifras, 2019 también presentó pérdidas a comparación del 2018 y este a su vez, del 2017, el cual fue el mejor año en cuanto a ventas para Guanajuato, con un total de 69 mil 491 vehículos vendidos.

Claro está que dichas disminuciones en ventas año con año no fueron tan radicales como las del año pasado. Los cierres a causa del virus tuvieron una reacción en cadena que afectó todos los sectores. Esta misma cadena de cierres y de dificultades económicas tienden a las personas a ahorrar y apretar el bolsillo.

Además, la incertidumbre generada por los gobiernos acerca del virus y las faltas de pruebas en el país, comparado con países con la misma densidad de población, ocasionaron que las prioridades de las personas se concentran en la salud y en prevenir la pérdida de ingresos.

Con ello, el encierro obligado del año pasado, ocasionaron que muchos concesionarios tuvieran que cerrar sus puertas a lo largo del estado. Aquellos que lograron sobrevivir, se vieron afectados precisamente por esta disminución en las ventas, con la única excepción siendo Mazda.

 

 

 

El T-MEC

Con Joe Biden ya como presidente de los Estados Unidos, las certezas y obligaciones que trae el T-MEC deberán ser cumplidas a cabalidad. Una de las prioridades del tratado es precisamente la industria automotriz.

Dentro de esta, uno de los acuerdos que más le interesa tanto a los gobierno de Estados Unidos como a Canadá, son los procesos democráticos de los sindicatos automotrices en México.

Con esto se busca desmantelar el charrismo sindical de las empresas ensambladores y de autopartes en México. El avance en la legitimación del Contrato Colectivo de Trabajo ha sido muy lenta, ya que únicamente 4 ensambladoras y 21 manufactureras han realizado este trámite. Por lo que la industria automotriz tiene que empezar a enfocarse a esclarecer estas obligaciones, pues de no cumplirlas se podrían suspender o limitar los derechos arancelarios de las plantas en México.

“Con la nueva democracia sindical establecida en la reforma laboral ahora las elecciones van a ser por voto libre, vamos a ver el cambio de dirigencias y quizás el cambio de sindicatos, y también creemos que en la industria automotriz va a intervenir muchísimo la presión de Estados Unidos”, señaló Ricardo Martínez, doctor en derecho laboral y director de la firma De la Vega & Martínez Rojas.

 

 

Otro de los acuerdos fue las reglas de origen, también conocida como transiciones en la que se espera que la cadena de suministro dejé de depender de otros mercados. En ese sentido, las autoridades del gobierno de México, Estados Unidos y Canadá publicaron los nombres de las armadoras que solicitaron regímenes alternativos, por lo que las plantas también deben empezar a considerar esto.

En el caso de Guanajuato, la labor que está realizando el Clúster Guanajuato busca cumplir con este cometido al acreditar a las empresas que quieran abastecer a la industria; por otro lado, el gobierno del estado trabaja en distintos centros de distribución para que todo sea llevado conforme a los requerimientos de la industria.

*

Únete a nuestro Grupo Leyendas de Negocio Guanajuato.

Read more