Anuncios

Mancharon la imagen del futbol en Irapuato. No es una metáfora, literalmente unos vándalos grafitearon los murales alusivos a la “Trinca Fresera” y al que es considerado como el “Primer héroe mundialista mexicano”.

A un mes y medio de la realización de un mural por artistas urbanos y el IMCAR, en el desnivel de Obregón rumbo a la salida a Salamanca, fue dañado el pasado domingo. A los escudos del equipo y la imagen del histórico Jaime Belmonte, les pintaron diferentes rayas azules, además de la leyenda “Celaya Kabo”.

Si bien, estos actos vandálicos indignaron a la ciudadanía, la respuesta para la reparación de este trabajo artístico no se hizo esperar. Los artistas autores del mural, junto a personal del Instituto Municipal de la Juventud Irapuatenses (Imjuvi), ya acudieron esta semana para valorar su rehabilitación.

“Lo vamos a dejar como nuevo, eso sí tenganlo muy claro, y esperemos que también nos apoyen para evitar este tipo de noticias”, señaló Luis Antonio Hernández, uno de los 11 artistas urbanos que lo elaboraron.

El director del Imjuvi, Gerardo Camarillo Magdaleno, confirmó que aficionados al Club Irapuato e integrantes de la ciudadanía, mostraron su interés en apoyar para esta reparación. Así que se espera que la próxima semana comiencen los trabajos y lo antes posible se terminen.

¿Por qué es tan importante Jaime “El Flaco” Belmonte?

Ya son muy pocas las personas que lo vieron jugar, pero su legado será imborrable. Una estatua a las afueras del estadio Sergio León Chávez lo inmortalizan de manera tangible. No sólo es una figura para Irapuato, lo es para todo el futbol mexicano.

En la Copa del Mundo de Suecia 1958, Belmonte anotó en el minuto 86, el gol que significó el 1-1 ante el País de Gales, para el primer punto de la Selección en la historia de los Mundiales. Un resultado que fue un parteaguas para el crecimiento del balompié azteca.

Desde entonces se le conoció como el “héroe de Solna”, por el nombre del estadio en Estocolmo en el que se detuvieron 28 años de derrotas en Mundiales.

En Irapuato, se consagró como el máximo anotador en la historia del club, y adoptó a esta ciudad como su casa.

Si quieres leer más de su vida y de las últimas entrevistas que tuvo antes de fallecer en 2009, se encuentran estos textos muy interesantes: “Jaime Belmonte, el ‘Héroe de Solna’ que murió olvidado por la Femexfut” y “Jaime El Flaco Belmonte: nuestro primer héroe mundialista”.
 

Read more