Anuncios

Cualquiera pensaría que vivir a las espaldas de una zona militar significa que estarás seguro. No es el caso de la colonia Constitución de Apatzingán, una de las localidades más peligrosas en Irapuato y en donde la tranquilidad se ha perdido.

Un lugar humilde, con algunas calles de terracería. Las casas están inconclusas o en obra negra y muchas de ellas se venden en internet a precios de entre 300 y 800 mil pesos. Los habitantes ya no quieren estar en un lugar en el que de noche o de día se escuchan disparos. Ni siquiera los policías o agentes de seguridad que aquí residen están exentos de la violencia. 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Se te antoja una buena pizza? Aquí están los 5 lugares en Irapuato mejor calificados

No es un problema reciente.  Las cifras del Observatorio Ciudadano ‘¿Cómo vamos?, Irapuato’ en su recopilación de cifras en medios de información, así lo demuestran. 

 

  • En 2019, en la colonia Constitución de Apatzingán registraron 25 víctimas por homicidio doloso, siendo la zona habitacional con el mayor número de toda la ciudad.
  • En 2020, fueron 13 las víctimas de homicidio doloso, estando entre las tres colonias más peligrosas de Irapuato. 
  • En diciembre del año pasado, Constitución de Apatzingán fue una de las cuatro colonias con más víctimas.

El inicio del 2021 no fue la excepción. En la noche del domingo 17 de enero, hombres armados asesinaron a un hombre en su domicilio ubicado en la calle Nicolás Bravo, quien intentó evitar que se llevaran a su esposa Ofelia Torres, agente activo de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado.

El comando levantó a la mujer, madre de dos hijos. Sus familiares pidieron ayuda en redes sociales para localizarla, pero un día después apareció sin vida sobre la carretera Irapuato- Salamanca. Las autoridades, como muchas otras veces, han hecho muy poco. 

“Aunque, si bien, la compañera se encontraba de descanso, no fue con motivo de sus funciones, operativamente hablando en el instante en que perdió la vida, se trata de un hecho que duele. Por parte del gobernador y quienes conformamos el gabinete de seguridad, hay la petición muy sensible a la fiscalía que avance de manera pronta en estas investigaciones”, Sophía Huett López, Secretaria Ejecutiva del Sistema Estatal de Seguridad Pública.

 

El infierno que se vive aquí no ha parado

El jueves 21 de enero, en la misma calle de Nicolás Bravo, dos jóvenes en motocicleta dispararon contra un hombre sin lograrlo herirlo, a plena luz del día mientras se realizaba el tradicional tianguis de la colonia.

Un día después, en el cruce de las calles Constituyentes y Guadalupe Victoria, a tres cuadras de la XII Región Militar de Irapuato, un joven que los vecinos informaron que era apodado como “El Diablo” fue ejecutado en la tarde. 

TE PUEDE INTERESAR: En Irapuato, no dejarán manchada la leyenda del futbol mexicano

En estas calles han atacado a agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado, a un taquero, y hasta los centros de rehabilitación. El miedo no deja en paz a los habitantes. Tan cerca y tan lejos de la justicia.

“A la hora del tiroteo se asusta uno por nuestros hijos, nos da miedo. Yo agarro a mis hijos y nos bajamos de la cama, nos tiramos al suelo y ahí nos quedamos incluso se han quedado dormidos a un lado de la cama pidiéndole a Dios que amanezca porque en la noche es cuando se pone de terror toda la colonia, porque mis hijos empiezan a llorar, porque sí saben ellos, mis hijos han visto cómo balacean gente”, vecino de la colonia, testimonio tomado del sitio POPLab.mx

SUSCRÍBITE A NUESTRO NEWSLETTER, CON MÁS HISTORIAS DE TU LOCALIDAD 

Read more