Anuncios

Como cada día, Don Antonio Ortega prepara su fruta para empezar a trabajar. Su carrito en el que vende agua y vasitos de un único y refrescante puré de papaya, es habitual en la avenida Guerrero, frente a la Plaza Magna de Irapuato. Él no lo sabe, pero le darán una grata sorpresa de ENCHÚLAME EL NEGOCIO. 

Tanto tiempo de esfuerzo, se ve reflejado en lo desgastado de su carrito, ya ni siquiera tiene asiento la bicicleta que lo empuja. Pero esto no es impedimento para que “El Papayitas”, como cariñosamente se le conoce, deje de buscar un sustento para su familia. A sus 84 años de edad es un ejemplo de dedicación por su trabajo. 

TE PUEDE INTERESAR: Irapuato otorga becas para las personas más necesitada

Son de las personas que se necesita apoyar. Un día Roberto Rivera “El Mayers”, se dio cuenta de su situación, luego de platicar con él tras comprarle un agua. No dudó un segundo, había que hacer algo por Don Toño. 

-¿No le gustaría que le tuneáramos su carrito?
-De que me gustaría, sí, ya me han dicho varias veces que me lo arreglan, pero nunca regresan
-Sabe qué, usted me recuerda mucho a mi abuelito, es una persona muy luchona, yo voy a venir y le voy a reparar el carrito.

De ese momento, Roberto empezó a idear junto a su hermana Yaneli Rivera y su amigo Giovanni Velasco “El Charal”, la forma para apoyar a “El Papayitas”. Empezaron a hacer llamadas, a buscar materiales, patrocinadores, y visualizar cómo mejoraría la imagen del carrito. Y así es como nació ENCHÚLAME EL NEGOCIO. 

En Código Postal platicamos con “El Mayers” sobre este proyecto de jóvenes irapuatenses que busca impactar en la vida social del municipio y darles una pequeña, pero significativa ayuda a los adultos mayores que lamentablemente todavía tienen que trabajar para salir adelante. 

¿Cómo se materializó la idea? 

“Giovanni se encarga de la parte creativa, es diseñador gráfico. Le platiqué de Don Toño y que si me apoyaba con la imagen, y dijo que le entraba. Luego buscamos un lugar que nos patrocinara la impresión y encontramos a Letras 3DyMás. Tras presentarle el proyecto, se sumaron, con la condición de que no sólo quedara en El Papayitas, sino que siguiera con más personas”.

Le cambiaron la lona, le pusieron vidrios, la rotularon, le arreglaron las llantas, el asiento, le dieron una playera, todo con la nueva imagen para el negocio de Don Toño. En siete días pusieron manos a la obra. Su intención no es con fines de lucro, ni tampoco querían quedarse como tantas buenas ideas sin materializarse. 

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuáles fueron las colonias de Irapuato más peligrosas de enero?

Así, el lunes 8 de marzo estaban listos para la presentación y la entrega del flamante carrito de “El Papayitas”. En su semblante se veía felicidad. Había un impulso extra por preparar su famoso puré. Mientras que sus clientes de décadas, se sorprendieron por lo bien que quedó el carrito. 

AQUÍ PUEDES VER EL PROCESO COMPLETO DE LA TRANSFORMACIÓN 

Tras compartir la historia en redes sociales, y crear una página de Facebook y un canal de Youtube, Roberto afirma que mucha gente respondió a la iniciativa y quieren sumarse. También le empezaron a compartir candidatos para que sean la próxima persona en las que se le enchule el negocio. 

Nos llegó la siguiente historia de la gente. Es de un profesor que tiene seis años que se retiró, pero desgraciadamente con los dos mil 500 pesos que recibe al mes no le alcanza, y tiene que vender aguas frescas y papitas. Además todavía da clases de regularización para sacar sus gastos. Por eso es el sueño que vamos a cumplir de este señor”

TE PUEDE INTERESAR: ¡Nada como unos buenos tacos! Aquí están los 5 lugares en Irapuato mejor calificados

No es una tarea sencilla, necesita tiempo y dedicación para conseguir los recursos y hacer los trabajos de restauración. Incluso toda la familia Rivera participa, ya que no pueden disponer de tanto tiempo de los carritos de los negocios, porque si no, dejan de vender y eso no es opción. 

Por lo mismo, piden a la ciudadanía que quien guste puede unirse a la causa. Ya sea con patrocinios, con ganas de trabajar, o al menos siguiendo las redes sociales y compartiendo las historias. Redoblando esfuerzos, esperan apoyar un negocio diferente cada 15 días. 

¿Cómo visualizas a ENCHÚLAME EL NEGOCIO en unos años?

“La idea es que el proyecto no se quede en Irapuato, por ejemplo también nos llegaron historias de Valle de Santiago… el sueño es salir con este proyecto adelante primero dentro del estado, y primero dios fuera de Guanajuato. Me preguntaba un señor que nos patrocinó, <tú qué ganas con esto>, le dije que con la simple satisfacción de cuando la gente te agradece, no sólo yo, también mis compañeros”. 

“El Mayers” asegura que junto a sus compañeros se les han escapado algunas lágrimas cuando escucha todo lo que luchan estos adultos mayores. 

De acuerdo a datos del INEGI, son más de 600 mil personas con 60 años y más las que viven en Guanajuato, y muchas de ellas, desamparadas y teniendo que valer por sí solas para subsistir. Por lo que proyectos como el de este joven, son los que se tienen que replicar para visibilizar lo mucho que necesitan de nosotros.  

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER, CON MÁS HISTORIAS DE TU LOCALIDAD 

¿Se imaginan un ENCHÚLAME EL NEGOCIO en cada COPO de la entidad? Sería increíble. Nos haría recordar aquella película de los 2000, llamada Cadena de Favores, que también surge de una idea por realmente ayudar a una persona, pero con la encomienda de que para agradecer le tienes que devolver el favor a tres personas diferentes. Si no la han visto, se las recomiendo. 

Un reconocimiento para todas las personas, que con pequeñas o grandes acciones, buscan cambiar el mundo para bien, o en este caso, enchularlo.

Read more