Anuncios

Empieza la Semana Santa y para muchas personas significa vacaciones y descanso. Pero no para todos. Muchas profesiones mantendrán su ritmo de trabajo. Incluso en algunos casos incrementa. Y entre ellos se encuentran los bomberos, quienes además vienen de días muy complicados. 

Todavía no termina marzo y no dan tregua los incendios en León. En las últimas semanas se han presentado al menos cinco casos considerables en la zona urbana de la ciudad. Además del incontrolable fuego que se presentó en una reserva ecológica aledaña al Cerro del Cubilete en Silao este fin de semana y que movilizó a diferentes organizaciones para sofocarlo. 

TE PUEDE INTERESAR: León es una de las ciudades con mejor clima del mundo

El trágico recuento comenzó el 28 de febrero, con uno de los hechos más lamentables. En la colonia Las Mandarinas, se reportó un fuerte incendio en un domicilio, que aparentemente fue provocado. Los bomberos tuvieron que ingresar a rescatar a las personas atrapadas, aunque dos niñas perdieron la vida y su madre junto a otras dos menores de edad resultaron con quemaduras y graves lesiones. 

El viernes 12 de marzo, se registró un incendio en una bodega de cajas de cartón en la colonia John F. Kennedy. Los bomberos en coordinación con Protección Civil lograron sofocar las llamas, aunque uno de los elementos resultó intoxicado y tuvo que recibir atención médica. Aquí todo terminó sólo en daños materiales. 

La semana pasada, específicamente el 22 de marzo, se incendió una fábrica de textiles en el Barrio del Coecillo. Aquí tuvieron que evacuar a 600 personas de 150 viviendas y negocios aledaños por lo alta peligrosidad el siniestro. Después de unas horas y el trabajo de 15 bomberos se consiguió mitigar las llamas. 

TE PUEDE INTERESAR: Los Bomberos de León no serán lo mismo sin el teniente Javier Becerra

Tan sólo un día después, el martes 23 de marzo, otra vez tuvieron una jornada complicada con una casa en llamas que llegaban a los cinco metros de altura en la colonia Piletas. Afortunadamente todo quedó en pérdidas materiales. 

Mientras que el sábado 27 de marzo, se reportó un incendio en la colonia 27 de septiembre, también conocida como “El Guajito”. Se trató de una casa abandonada por los dueños, pero ocupada por jóvenes con adicciones. Tampoco hubo personas lesionadas y se logró apagar el fuego. 

MOMENTOS COMPLICADOS POR EL INCENDIO EN LA RESERVA ECOLÓGICA

Lo que empezó con una quema de pastizales el viernes 26 de marzo, terminó en un incendio incontrolable en las comunidades Sangre de Cristo y La Luz, entre los municipios de Guanajuato y Silao. Hasta este lunes se pudieron controlar las llamas, con un saldo considerable. 

Por la gravedad del siniestro es que elementos del cuerpo de Bomberos de León tuvieron que acudir a apoyar a otras cuadrillas contra un fuego que se extendió aproximadamente por nueve hectáreas de la reserva ecológica. Sin embargo, se vivieron momentos complicados durante estas labores. 

Primeramente, dos unidades se incendiaron. Una motobomba ECO-64 y una unidad de apoyo operativa ECO-37, que habían dejado en un lugar aparentemente seguro, fueron alcanzadas por las llamas. Si bien lograron apagarlas, todavía no se determina si podrán ser reparadas. 

Además, también cuatro elementos de León se extraviaron por el fuerte humo que se suscitó. Tras horas de incertidumbre lograron ser localizados y reintegrados a sus equipos de trabajo. 

A pesar de estos dos sustos, por fin se pudieron dar por finalizadas las labores en la reserva ecológica. Por lo que debe servir como recordatorio para toda la ciudadanía lo peligroso que es quemar pastizales, hacer fogatas y utilizar pirotecnia en estas fechas. 

Los bomberos también necesitan un momento de calma.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER PARA MÁS HISTORIAS DE TU LOCALIDAD

Read more