Anuncios

Anabel N., mujer originaria de Chimalhuacán, se entregó a la policía luego de haber acabado con la vida de dos de sus hijos, Liliana de 3 y Julio de 9 años respectivamente.

Y es que, tras una discusión marital, la mujer perdió el control y asesinó a dos de sus cuatro hijos, dejando con vida a otros niños de 6 y 11 años.

Tras cometer el homicidio la mujer decidió llamar a la policía y entregarse, hasta una casa abandonada en el Barrio de Ixtlahuaca en el embarcadero, arribó personal de la policía municipal de Chignahuapan.

En medio de una crisis nerviosa, policías municipales hallaron a Anabel N., de 35 años de edad sujetada del cuello a un lazo con el que intentó quitarse la vida sin éxito.

La mujer habría discutido con su marido antes de cometer el crimen en el que decidió quitar la vida a dos de sus cuatro hijos, ambos ahorcados con una soga.

Pese a los intentos de la Cruz Roja por reanimar a las víctimas estos no respondieron.

Será la Fiscalía General del Estado (FGE) quien se haga cargo de la investigación del crimen, la fémina fue detenida y puesta a disposición.

 

Read more