Anuncios

Puebla.- Así lo denuncian vecinos de la zona, quienes afirman, las instalaciones de lo que fue un rastro, hoy lucen en completo abandono.

 

En el sitio, se pueden observar máquinas de trabajo pesado estacionadas en el lugar, también, inactividad, cosa que no extrañan pues cuando operaba; el rastro contaminaba las redes de drenaje de la zona.

 

El inmueble desde su construcción carecía de permisos de impacto ambiental, también, de factibilidad para su operación por lo que años más tarde fue cerrado.

 

El rastro municipal fue cerrado al público para la matanza de reses y cerdos, igualmente por el daño a las redes de drenaje de la zona.

Cuando operaba, en el establecimiento se mataban al día hasta 300 cabezas de ganado, hoy la problemática apunta a la apertura de rastros clandestinos.

 

 

 

 

 

 

 

Read more