Anuncios

Lo anterior, debido a una falta de conectividad y de recursos.

Y es que, mientras en zonas urbanas los alumnos pueden tomar clase en horario escolar, niños de primaria y secundaria en comunidades apartadas de la capital apenas tienen recepción y conectividad o recursos para tomar dos horas clase en promedio al día.

Dichas desventajas fueron detectadas en escuelas rurales e indígenas de:

·Zacapoaxtla

·Ayotozco

·Teziutlán

·Tlatlahuquitepec

 

Lo anterior, provocará en datos de la FENAP un retraso educativo de hasta dos años.

En circunstancias similares se encuentra el alumnado de los bachilleratos de poblaciones con situación económica adversa que sólo recibe hasta cuatro horas de clase "en el mejor de los casos", al ingresar todos los días de 7:00 de la mañana a 11:00 horas , Dijera González de Rosas.

Otra cosa preocupante es que los menores de edad no reciban la cantidad de horas clase necesaria para prepararse de manera adecuada y pese a que en las comunidades se brinda educación mediante radio, en muchas de ellas se carece de energía eléctrica.

Ante ello la FENAP exhortó a las autoridades a nivel federal y estatal a implementar programas estratégicos de dotación de herramientas, tales como luz, internet y equipo electrónico, para hacer frente a la situación y permitir que todos los alumnos accedan a una educación a distancia.

Hasta el momento las instituciones de educación pública continúan cobrando las cuotas de padres de familia, cuyos montos van de 850 pesos por estudiante en primarias hasta 950 pesos en bachiller, no obstante, y aunque cuentan con el recurso, guardan silencio en las necesidades de los alumnos que no cuentan con herramientas.

Read more