Anuncios

El consumo de azúcares, harinas y el confinamiento ya representa un importante riesgo para la población.

 

Sobre todo, al ser consumidos como fuente de energía, provocando obesidad, sobrepeso, desordenes de comportamiento y hasta diabetes.

 

Para investigadores de la Universidad Iberoamericana de Puebla, los azúcares son los principales enemigos de la salud de poblanos durante este confinamiento, la razón, al tener menos actividades se metaboliza menos rápido el azúcar en la sangre.

 

El consumo de esta es directamente relacionado con enfermedades crónico degenerativas, pues ofrecen a quien la consume energía sin nutrición.

 

Jugo de caña, azúcar, caramelos, melaza, fructuosa, miel, e incluso, jugo de frutas son algunos de los alimentos que incluyen grasas saturadas, por lo que también engordan.

 

Otro enemigo a la salud es el alto consumo de sal, pues provoca retención de líquidos, además eleva la presión arterial.

 

‘Sería importante no superar los 5 gramos diarios de azúcar’ sostiene Aracén Fuentes

 

¿Qué evitar?

 

Alimentos altos en sodio, pan, embutidos, alimentos en lata, refresco, quesos procesados, sazonadores y frituras.

 

Un ejemplo es enjuagar los alimentos enlatados para retirarles el sodio y el conservador.

Las causas de la obesidad también son producto del Home Office, aunado a la mala alimentación, los largos periodos de reposo y la falta de ejercicio. 

 
 
 

 

Read more