Anuncios

Se trata de ‘El Cristo de la Bala’, ubicado en la Parroquia de ‘Los Remedios’, un objeto que, según la leyenda evitó un disparo dirigido al general Ignacio Zaragoza llegara hasta él.

Este elemento poco conocido sobre la batalla del 5 de mayo de 1862, relatan, recibió el disparo dirigido al general; así lo explicó Fabián Valdivia Pérez, gestor cultural e investigador independiente del Seminario de Cultura Mexicana en Puebla.

Para ese entonces, el lugar sirvió como cuartel del general y desde ese punto dirigió el combate contra el ejército francés.

La historia dice que, el 5 de mayo de 1862 en general Zaragoza ocupó el atrio del templo mientras la torre le sirvió de mirador para apreciar la lucha en el fuerte de Loredo y Guadalupe, uno de los bastiones más importantes en la defensa de la ciudad.

La leyenda por su parte, cuenta que durante el combate una bala se dirigía al general mexicano pero la escultura estaba en el trayecto del proyectil y al impactar contra ella, impidió la muerte del general I. Zaragoza.

‘Dios manda la lluvia para apoyar al ejército’

La pieza, una Cristo del siglo XVIII habría recibido el impacto como se observa en su rostro e impedido la muerte del general.

Read more