Anuncios

¿Y los 20 millones? Hace más de nueve meses tres primarias en Puebla resultaron beneficiadas con la rifa del avión presidencial, hoy todavía, algunas no han recibido un solo peso del premio.

 

Se trata de las instituciones:

·      Manuel Pozos en Xochiapulco

·      Escuela Sor Juana Inés de la Cruz en Guadalupito

·      Escuela Comunitaria Indígena de Quiaptepec

 

Únicamente la primaria Manuel Pozos, ubicada en Xochiapulco, registra un avance mínimo en la construcción de una barda perimetral.

 

Según López Obrador, cada escuela recibiría uno de los 100 premios por 20 millones de pesos, sin embargo, dos de las escuelas han recibido el recurso, pero sólo una ha podido emprender los trabajos para mejorar las instalaciones.

 

¿Qué ha pasado en cada caso?

La Escuela Sor Juana Inés de la Cruz, ubicada en Guadalupito es una de las instituciones con mayor retraso en el proceso de entrega del premio, el 16 de octubre del año pasado Regina Reyes, supervisora de la Zona Escolar fue testigo de una entrega simbólica del premio ante el Presidente de México, el dinero según le dijeron ya no tarda en depositarse.

 

Ahí, el dinero no lo tendrán en sus manos los padres de familia, el gobierno de la república lo depositará directamente a la constructora responsable de la obra.

 

En la escuela se construirán más salones, domos, bardas y todo lo necesario para que los alumnos tomen sus clases de forma digna.

 

También, servirá para construir una inspectoría en la comunidad de Guadalupe, pavimentar las calles y si el recurso alcanza, abrir un camino a Guadalupe Santa Ana.

 

En la primaria Manuel Pozos, ubicada en Xochiapulco, el panorama es distinto, los recursos fueron recibidos y se ha comenzado a construir una barda perimetral en el colegio, durante años sólo estuvo protegida por una malla.

Aunque se negaron a confirmar si la Lotería Nacional hizo entrega del premio completo, se sabe que el dinero se le entregó al comité quien comenzó a ejecutar los trabajos.

Entre las necesidades básicas de la escuela está la construcción de sanitarios, salas de cómputo, sin embargo, se desconoce el proyecto completo para el plantel.

 

La Escuela Indígena de Quiatepec tiene una historia distinta, ahí la pandemia mantiene detenido el proyecto.

 

El centro educativo recibe niños desde el preescolar donde también estudian la primaria, la zona es de difícil acceso y el terreno es accidentado.

 

El dinero en ese caso fue depositado a la cuenta de los Comités Escolares de Administración Participativa (CEAP). Sin embargo, los trabajos no han sido iniciados.

Read more