Anuncios

Días y noches habitando en un camellón ha sido la realidad de Don José y su mujer, originarios de Huaquechula, Puebla.
Y es que, desde el pasado cinco de enero la vida les cambió cuando su pequeño hijo Israel de 14 años fue lesionado con una bala perdida en la comunidad de la Soledad donde se encontraba pastoreando chivos. 
Desde hace un mes Don José y su esposa habitan en una choza construida con bolsas de plástico en el Boulevard del Niño Poblano, donde pernoctan y hacen vida mientras esperan la recuperación de su hijo, quien es atendido a metros de ahí en el Hospital de Niño Poblano. 
La situación de la pareja ha empeorado desde que se les acabó el dinero para continuar comprando los medicamentos que les piden en el hospital.
Al ser cuestionados sobre su forma de vida en la choza de plástico, la pareja explica que les ofrecieron un refugio para dormir, sin embargo, les pidieron una cuota de recuperación de 100 pesos por persona, dinero que no tienen. 
Días más complejos enfrentará la familia, quien espera Israel sea dado de alta y poder así volver a su hogar en Huaquechula, donde seis hijos más les esperan.

 

Read more