Anuncios

¿Qué es la fe?, Una creencia, la esperanza personal de la existencia de algo superior o simplemente creer en la palabra de alguien más.

 

Esa es la pregunta más común de quienes cuestionan la alabanza a la Santa Muerte.

 

El pasado 15 de abril, creyentes celebraron con veladoras, música y oraciones el Altar a la Santa Muerte, ubicado sobre la 9 norte y la 14 poniente en la ciudad de Puebla.

 

Al ‘Majestuoso Altar’ como le llaman ellos, acudieron centenas de poblanos que se encomiendan a ella, la Santa Muerte para pedir por reclusos en el Centro de Reinserción Social, algún anexo, hospital o desaparecidos. Todo cuenta cuando se trata de poner en manos de otros la fe.

 

Con veladoras, música y oraciones los asistentes pidieron fortaleza, incluso para quienes en esta época perdieron el empleo y enfrentan problemas económicos o cualquier otra dificultad.

 

Las oraciones eran dirigidas a disolver encantamientos, hechizos y salir de la oscuridad de los creyentes quienes hicieron sus peticiones a ‘la niña blanca’ durante las tres horas que duró la celebración.

 

La Historia del Altar

 

La historia del altar se remonta a la familia Sánchez, un devoto de tercera generación quien cuenta, sus abuelos iniciaron con la devoción por la Santa Muerte.

 

Dicha familia dedicada a la venta de amuletos y artículos esotéricos le promete a la ‘Niña Blanca’ edificarle un altar una vez que pasen los problemas económicos que enfrentaban, así años más tarde fue construido.

 

Un trabajo etnográfico de Álvaro Sánchez Santiago, antropólogo social, muestra que, el Altar a la Santa Muerte en Puebla, explica el misterio que envuelve el culto a la imagen, también, la atracción que tiene con la gente.

 

 La colonia Zaragoza en Puebla, es donde la Santa Muerte tiene más seguidores, muchos de ellos realizan rosarios como una forma de culto y devoción.

 

El altar ubicado sobre la 9 norte cumplió 14 años este 15 de abril y desde entonces el número de seguidores de la ‘Niña Blanca’ ha ido en aumento.

 

La ubicación del Majestuoso Altar de la Santa Muerte, tiene su origen en la instalación de comerciantes dedicados a la venta de artículos esotéricos, herbolarias y tiendas naturistas.

 

Dicho corredor de comerciantes propicia que, consumidores de algunos de sus productos terminen por ingresar al altar.

 

Contrario a lo que se pueda pensar, tanto los artículos esotéricos como las imágenes de la Santa Muerte son también una opción de comercio, pues ahí se pueden encontrar desde amuletos por 70.00 pesos hasta medallas, escapularios e imágenes por 500.00 pesos.

 

Datos del mismo estudio etnográfico, arrojan que por cada 2 devotos hombres de la Santa Muerte, existen al menos 7 mujeres.

 

Los rosarios a la Santa Muerte se realizan los días 15 y 30 de cada mes donde la comunidad de seguidores se reúne a convivir y orar.

 

 

Tributos a la Muerte

 

Al visitar el sitio (el altar) se puede observar una serie de ofrendas que dejan quienes le piden un ‘favor’, entre ellas, veladoras de colores como dorado y negro, rojas y blancas también, además, ramos de flores como en cualquier iglesia, pero también, botellas de vino, dulces, cholocates y toda clase de billetes.

 

Los devotos realizan cada 28 de octubre un rosario especial pues es el día de la Santa Muerte.

 

La Santa Muerte ¿Una Rockstar?

 

Hace 14 años cuando se edificó el primer altar a la Santa Muerte, poco se imaginaban que su veneración se haría cada vez más grande, sobre todo por el arraigo del catolicismo entre la población de la entidad.

 

Actualmente la Santa Muerte es seguida por amas de casa, obreros, profesionistas y políticos, además de presos, narcotraficantes y prostitutas, personajes claramente identificados con su culto.

 

Culto a la Santa Muerte ‘Un Boom’

 

En la última década el culto a la Santa Muerte tuvo su mejor momento en Puebla, esto ha significado incluso la mejora económica de los fundadores del altar y, la divulgación de este como un centro de oración, donde todo se comercializa, las limpias, peticiones especiales, ofrendas exclusivas, imágenes, veladoras, piezas réplica a las del altar y hasta joyería.   

 

 

Read more