Anuncios

Las unidades, 80 en total para igual número de nosocomios, fueron adquiridas con donaciones de servidores públicos quienes de sus quincenas y aguinaldos aportaron para la adquisición de las mismas y cuya bolsa de recursos alcanzó los cerca de 110 millones de pesos.

Así esta mañana el gobierno federal dio salida a las primeras 24 ambulancias de las 80 que se donarán, mismas que de acuerdo al director del IMSS, darán servicio en las zonas más marginadas del país de 10 estados de la República, entre ellos: Oaxaca, Chiapas, Puebla, Yucatán, Durango, Michoacán, Chihuahua, San Luis Potosí y Tamaulipas, por mencionar algunos.

Asimismo, el titular del IMSS puntualizó que, en el caso de Puebla, estas primeras ambulancias serán para los hospitales de San Salvador El Seco, Ixtepec y Tepexi de Rodríguez; en el caso de Oaxaca llegarán a Huajuapan de León, Miahuatlán de Porfirio Díaz, Tlajiaco y Matías Romero Avendaño; en Chiapas irán para Benemérito de las Américas, Motozintla, Altamirano y Mapastepec también y finalmente dijo que para Yucatán serán para los hospitales de Maxcanu y Oxkutzcab.

En este sentido, señaló que las ambulancias se encuentran equipadas con camillas de posiciones, soporte de vida, monitores de signos vitales y desfibrilador; además de que están en “buenas condiciones” referente a la potencia y altura, especialmente para recorrer caminos difíciles en estados como Oaxaca, Chiapas o Puebla.
Por su parte, Juan Antonio Ferrer, titular del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) señaló que, aparte de las aportaciones de los funcionarios, el instituto que encabeza recaudó 55 millones 258 mil 240 pesos para la adquisición de estas ambulancias, mismas que cada una tuvo un costo de 2 millones 065 mil 728 pesos.

Lo anterior durante la ya habitual mañanera del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Read more