Anuncios

Código Postal te preparó una serie de lugares que puedes visitar en un día en Puebla y Cholula, sin gastar de más y sin exponerte a contagios. 

Para decir que conoces Puebla debes comenzar por la experiencia de probar antojitos al pie de la banqueta, caminar por sus estrechos callejones y probar los dulces típicos creados en la época colonial. 

Inicia en el Centro Histórico

Puedes comenzar la mañana buscando un espacio donde desayunar justo en el corazón del Centro Histórico, nombrado patrimonio cultural de la humanidad en 1987.

¿Qué ver?

Puedes visitar La Catedral y observar a detenimiento las casas cubiertas de azulejos. 

También tienes que probar los antojitos ‘La Poblanita’ a media cuadra de la Catedral, te atenderán por una ventana en un local discreto pero lleno de sabor ¡Prueba los molotes!

El local está abierto desde hace 60 años. 

Callejón de los Sapos

Si continúas tu camino hacia el Oriente, a dos cuadras encontrarás el Callejón de los Sapos, una de las calles más pintorescas y atractivas.

Puedes beber algo con amigos o la familia y curiosear en el mercado de artesanías. 

¿Qué le da el nombre a esta calle?

Ah, pues cuando las aguas del Río San Francisco se desbordaban hasta llegar al callejón, ahí se alojaban una gran cantidad de sapos. 

Puedes ir al sitio incluso en la noche, las luces se encienden y la música y los bares inundan el lugar.

Calle de los Dulces 

Antes de comer puedes pasar a comprar parte de la tradición dulcera para degustar, especialmente las tortitas Santa Clara, los muéganos, camotes, borrachitos y jamoncillos.

La hora de la comida llegó y el lugar elegido es el Pueblo Mágico de Cholula que se ubica a tan sólo 13 kilómetros de la ciudad Puebla. 

El municipio de San Pedro Cholula alberga a la pirámide con la base más grande del mundo y sorprende la tranquilidad en sus calles repletas de iglesias y campos de cultivo.

 La Casa de Frida A media cuadra de los portales de la Plaza de la Concordia se encuentra La Casa de Frida, un restaurante de cocina mexicana, que en realidad es un amplio patio decorado en vivos colores que representan la alegría mexicana. 

En este sitio puedes pedir desde las famosas chalupas hasta los platillos mexicanos más elaborados, sin faltar, por supuesto, el pipián y el tradicional mole poblano, dos de los platos locales más famosos. 

El ambiente del lugar se complementa con retratos de Frida Kahlo, molduras hechas a mano y una pequeña fuente con motivos prehispánicos al centro. Sabor a mí ¿Qué te parece un helado artesanal para la hora del postre? A una cuadra de la gran pirámide de Cholula se encuentra Sabor a mí, un pintoresco local que tiene una oferta de helados artesanales, inspirados en el gelato italiano.

Además de los comunes, en esta heladería también podrás encontrar sabores como churro, mazapán, tortita de Santa Clara y algodón de azúcar, los cuales ofrecen una experiencia única al paladar y refrescan las tardes calurosas. Cabe destacar que, en temporada de Día de Muertos o navidad, Sabor a mí tiene para todos sus clientes sabores exóticos para romper con lo tradicional, algunos de ellos son pan de muerto, galleta de jengibre, champange y ponche de frutas.

Read more