Anuncios

Puebla. – Cada vez que vemos a un adulto mayor acinado, en el olvido y/o trabajando, no es ajeno pensar ¿Y sus hijos? 

Don Carlos Solano, los tuvo, solo que desde hace algunos meses su hija y nieto decidieron abandonarlo, ahora vive gracias a la caridad de los vecinos de Bosques de San Sebastián donde vive en una casa de campaña ubicada en la calle. 

Para Don Carlos, un hombre de 72 años la vida no es fácil, aun con eso, se las ingenió para construir un hogar improvisado. 

Siendo el camellón central de la unidad habitacional de Bosques de San Sebastián su morada, Solano levantó un muro de poco más de un metro de altura para impedir el viento tire su ‘vivienda’.

Don Carlos llegó a Bosques de San Sebastián luego de que su hija y su nieto le corrieran de la casa donde habitaban, desde enconces ha vivido, primero, en una caja de tráiler por diferentes sitios de la República y ahora, en el camellón principal del boulevard Puebla. 
Al no contar con trabajo han sido los colonos del habitacional quienes le apoyan con dinero, alimentos, ropa y cosas de aseo personal para ir pasando los días.
 Por ahora, Don Carlos teme que las lluvias le impidan seguir teniendo un sitio donde dormír, sin embargo, su temor más grande es que su hija le golpee como intentó hacerlo la última vez que le sugirió quedarse a dormir en el pasillo de la cocina de su casa.

Carlos Solano es uno de los muchos casos de adultos mayores en condición de abandono, donde son precisamente sus familiares quienes les despojan de sus apoyos de gobierno, pensiones y hasta vivienda.

Read more