Anuncios

En un predio de labor ubicado en San Francisco Cuapan, terminó el cuerpo de Jesús N., quien murió calcinado a bordo de una Envoy, negra, modelo 2004 con placas de Tlaxcala, el pasado lunes en San Pedro Cholula. 

Su cadáver estaba dentro de una cajuela, horas antes, el oriundo de Tlaxcala y de oficio tortillero, había sido levantado en el municipio de Zacatelco, a la altura del crucero de Papalotla. fue privado de su libertad. 

Aunque las autoridades refieren desconocer el móvil de los hechos, su caso es similar al de comerciantes de Tlaxcala que negocian en Puebla, donde son extorsionados presuntamente por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) quienes piden derechos de piso que van de los 6 a los 50 mil pesos mensuales. 

Para los ministeriales, Jesús N., fue privado de su libertad en Papalotla un día antes de su muerte, el comerciante de 36 años de edad era tortillero y se dirigía a uno de sus negocios la tarde del domingo.

Unos desconocidos lo privaron de su libertad en el crucero de Papalotla en Tlaxcala, los plagiarios se llevaron su vehículo mismo que reportaron incendiándose pobladores de Cuapan el pasado lunes en un terreno de siembra, las llamas consumieron toda la unidad.

¿Por qué pensar que se trató de una extorsión?

Familiares de la víctima aseguran que Jesús era una persona dedicada a su familia y el trabajo, el domingo que desapareció se dirigía a uno de sus negocios, por lo que no encuentran razones para que perdiera así la vida.

En febrero del 2020 una balacera en una tortillería en Xochimehuacán dejó como saldo a una de las hijas del dueño asesinada, otra más fue plagiada y pedían 30 millones de pesos para su rescate, la violencia contra dueños de negocios en los municipios límite entre Puebla y Tlaxcala tienen registro desde el 2000.

 

Read more