Anuncios

El hecho provocó una intensa persecución que fue visible en distintos puntos de la ciudad, dejando como saldo a dos policías heridos. 

El comando armado ingresó al nosocomio al filo de las 22:00 horas y en cuestión de minutos uno de los custodios que cuidaban al paciente liberado fue golpeado. 

Minutos más tarde policías iniciaron una persecución en la que también hubo intercambio de disparos, detonaciones que se escucharon por la población.

Finalmente, el interno huyó con el comando y el saldo final fue de múltiples daños por disparos y dos uniformados heridos.

Read more